By Marisel

Mientras repasaba la Bula que convoca el Jubileo de la Misericordia “Misericordiae Vultus”, quedé impresionada con un detalle importante que pasaba siempre desapercibido.

Al final del documento, Francisco recuerda a “Santa” Faustina Kowalska “quien fue llamada a entrar en la profundidad de la misericordia divina”.

“Nuestra plegaria se extienda también a tantos Santos y Beatos que hicieron de la misericordia su misión de vida. En particular el pensamiento se dirige a la grande apóstol de la misericordia, santa Faustina Kowalska. Ella que fue llamada a entrar en las profundidades de la divina misericordia, interceda por nosotros y nos obtenga vivir y caminar siempre en el perdón de Dios y en la inquebrantable confianza en su amor.”

¿Qué relación tiene Faustina Kowalska con el jubileo de la Misericordia? ¿Por qué el papa Francisco enfatiza tanto en la doctrina de la Divina Misericordia? … Para contestar estos y otros interrogantes es necesario estudiar las revelaciones de Sor Faustina Kowalska confirmadas y enseñadas por el Magisterio de la Iglesia Católica.

I. Faustina Kowalska

El 22 de Febrero de 1931, “Jesucristo” se le apareció a la religiosa polaca María Faustina Kowalska, trayendo con El un “mensaje de Misericordia para toda la humanidad.” De Ahí proviene la teología de la “Divina Misericordia” promovida por la Iglesia Católica. Esta devoción está enfocada en la misericordia de Dios; que si confiamos en El nuestros pecados nos serán perdonados; y Jesús ya no será nuestro Juez sino nuestro Salvador misericordioso.

faustina

Fuente: ACI Prensa

Promesas dictadas por “Jesús” a Faustina Kowalska

A. En relación a los últimos tiempos:

  1. “Prepararás al mundo para Mi última venida.” (Diario 429)

  2. “Habla al mundo de mi Misericordia… Es señal de los últimos tiempos. Después de ella vendrá el día de la justicia. Todavía queda tiempo para que recurran, pues, a la Fuente de Mi Misericordia.” (Diario 848)

  3. “Habla a las almas de esta gran misericordia Mía, porque está cercano el día de Mi justicia.” (Diario 965)

  4. Estoy prolongándoles el tiempo de la misericordia, pero ay de ellos si no reconocen este tiempo de Mi visita.” (Diario 1160)

  5. Antes del Día de la justicia envío el día de la misericordia”. (Diario 1588)

6.”Quien no quiera pasar por la puerta de Mi misericordia, tiene que pasar por la puerta de Mi justicia”. (Diario 1146)

  1. “Tú debes hablar al mundo de Su gran misericordia y preparar al mundo para su segunda venida. Él vendrá, no como un Salvador Misericordioso, sino como un Juez Justo. Oh qué terrible es ese día. Establecido está ya el día de la justicia, el día de la ira divina. Los ángeles tiemblan ante este día. Habla a las almas de esa gran misericordia, mientras sea aún el tiempo para conceder la misericordia.”
    (Diario 635)

  2. “A las almas que difunden el culto de mi Misericordia, las protejo a lo largo de su vida como una madre cariñosa protege a su niño todavía lactante. A la hora de su muerte, no seré para ellas su juez sino su Salvador misericordioso. En aquella última hora no hay para el alma más que una sola protección: MI MISERICORDIA”…

  3. “La humanidad no conseguirá la paz hasta que no se dirija con confianza a Mi misericordia” (Diario, 300)

  4. “Las almas mueren a pesar de Mi amarga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de Mi Misericordia. Si no adoran Mi misericordia morirán para siempre. Habla a las almas de esta gran misericordia Mía, porque está cercano el día terrible, el día de Mi justicia.” (párrafo 965)

  5. “En el Antiguo Testamento enviaba a los profetas con truenos a Mi pueblo. Hoy te envío a ti a toda la humanidad con Mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla a Mi Corazón misericordioso. Hago uso de los castigos cuando Me obligan a ello; Mi mano resiste a tomar la espada de la justicia. Antes del día de la justicia envío el día de la misericordia.”(párrafo 1588)

12.”Si te quedas en silencio ahora, serás responsable de la perdida de un gran número de almas en aquel día terrible. “No tengas miedo y se fiel hasta el fin.”

  1. “Atráeme a las almas de los herejes y de los cismáticos, y sumérgelas en el mar de mi Misericordia, Durante mi amarga Pasión, desgarraron mi Cuerpo y mi Corazón, es decir, Mi Iglesia. Según regresan a la Iglesia, mis llagas cicatrizan y de este modo alivian mi Pasión.” (Diario, 1218a)

Fuente: EWTN
Fuente: Diario Faustina PDF

II. Comparemos algunas citas del papa Fracisco en la Bula “Misericordiae Vultus“ con las revelaciones de Sor Faustino:

  1. «En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad»

  2. De manera similar, “Jesús” le dice a Faustina: “En el Antiguo Testamento enviaba a los profetas con truenos a mi pueblo. Hoy te envío a ti a toda la humanidad con Mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla a Mi Corazón misericordioso.”

Pero, luego hace una advertencia:

“Hago uso de los castigos cuando Me obligan a ello… “Antes del día de la justicia envío el día de la misericordia.”(párrafo 1588).

Nota: *(un día en la Biblia es un año).
Año de la Misericordia: (8 de diciembre de 2015 – 20 de noviembre de 2016)

“Quien no quiera pasar por la PUERTA de Mi misericordia, tiene que pasar por la PUERTA de Mi justicia“. (Diario 1146)

puerta abre El papa Francisco durante el comienzo del jubileo abrió la “Puerta Santa.”

“En esta ocasión será una Puerta de la Misericordia, a través de la cual cualquiera que entrare podrá experimentar el amor de Dios que consuela, que perdona y ofrece esperanza.” Abrió la “Puerta Santa” en la Catedral de Roma, la Basílica de San Juan de Letrán. Se abrió la Puerta Santa en las otras Basílicas Papales. El papa estableció que en cada Iglesia particular, en la Catedral, en la Concatedral o en una iglesia de significado especial se abra por todo el Año Santo una idéntica Puerta de la Misericordia. Estaría abierta también en los Santuarios, meta de muchos peregrinos… Cada Iglesia particular, estará directamente comprometida a vivir este Año Santo como un momento extraordinario de gracia y de renovación espiritual. El Jubileo, será celebrado en Roma así como en las Iglesias particulares como signo visible de la comunión de toda la Iglesia.”

El Año jubilar concluirá el 20 de noviembre de 2016. En ese día, se cerrará la “Puerta Santa“.

“Cerrando la Puerta Santa, tendremos sentimientos de gratitud y de reconocimiento hacia la Santísima Trinidad por habernos concedido un tiempo extraordinario de gracia“.

*(Quiere decir que el que no se someta a la “medicina de la misericordia” de la Iglesia Católica”, ni entre por la “puerta santa” tendrá que enfrentar la “justicia divina“)?…

  1. “¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Este es el tiempo para dejarse tocar el corazón…”Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia MIENTRAS la Iglesia os ofrece misericordia”.

  2. Definición de mientras: adj. y conj. que significa: “Durante ese tiempo”. O sea, que ¿sólo durante ese determinado tiempo la iglesia nos ofrece Misericordia?

Ej: “Habla a las almas de esa gran misericordia, mientras sea aún el tiempo para conceder la misericordia.” (Diario 635)

  • Definición de Someterse: aceptar la voluntad o autoridad de una persona. Sinónimos : doblegarse, entregarse, rendirse, humillarse, obedecer
    Antónimos: rebelarse

  • “Un año de gracia”: es esto lo que el Señor anuncia y lo que deseamos vivir.”

  • Jubileo de la Misericordia: comenzó el 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

¿Y después qué…? Es la pregunta que todos nos hacemos!

  1. “He decidido convocar un Jubileo Extraordinario que coloque en el centro la Misericordia de Dios. Será un Año Santo de la Misericordia”.

Faustina escribió: “Habla al mundo de mi Misericordia… Es señal de los últimos tiempos. Después de ella vendrá el día de la justicia. Todavía queda tiempo para que recurran a la Fuente de Mi Misericordia.” (Diario 848)

Llama la atención que el papa Francisco convoca un jubileo fuera del tiempo establecido. En la Iglesia católica romana, el jubileo es una celebración que tiene lugar cada 25 años y en la que se concede la indulgencia plenaria. No pasaron 25 años y Francisco, con algun tipo de urgencia adelanta esta celebración y convoca un jubileo Extraordinario, tomando por sorpresa aun a los mismos católicos. El jubileo católico puede ser ordinario o extraordinario. El jubileo ordinario, es el celebrado en los intervalos preestablecidos (25 años) mientras que un jubileo extraordinario, es proclamado como celebración de un hecho destacado.

¿Que hecho destacado celebra el jubileo de la Misericordia que lo hace Extraordinario?

“celebrar el quincuagésimo (50) aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, profundizar en su implantación y situar en un lugar central la Divina Misericordia, con el fortalecimiento de la confesión.”

“He escogido la fecha del 8 de diciembre por su gran significado en la historia reciente de la Iglesia. En efecto, abriré la Puerta Santa en el quincuagésimo aniversario de la conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II. La Iglesia siente la necesidad de mantener vivo este evento. Para ella iniciaba un nuevo periodo de su historia. Los Padres reunidos en el Concilio habían percibido intensamente, como un verdadero soplo del Espíritu, la exigencia de hablar de Dios a los hombres de su tiempo en un modo más comprensible. Derrumbadas las murallas que por mucho tiempo habían recluido la Iglesia en una ciudadela privilegiada, había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo. Una nueva etapa en la evangelización de siempre. Un nuevo compromiso para todos los cristianos de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe. La Iglesia sentía la responsabilidad de ser en el mundo signo vivo del amor del Padre.” (n. 4).

A. Concilio Vaticano II

Fue un concilio ecuménico de la Iglesia católica convocado por el papa Juan XXIII, quien lo anunció el 25 de enero de 1959.

Fue el Concilio que contó con la mayor representación de lenguas y etnias. Asistieron además miembros de otras confesiones religiosas cristianas.

“Concilio Vaticano II pone de relieve la necesidad de conversión interior. El anuncio mesiánico «el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca» y la llamada consiguiente «convertíos y creed en la Buena Nueva» (Mc 1, 15), con la que Jesús inaugura su misión, indican el elemento esencial que debe caracterizar todo nuevo inicio: la necesidad fundamental de la evangelización en cada etapa del camino salvífico de la Iglesia. Esto se refiere, de modo particular, al proceso iniciado por el Concilio Vaticano II, incluyendo en la renovación la tarea ecuménica de unir a los cristianos divididos entre sí.«No hay verdadero ecumenismo sin conversión interior». (Unitatis redintegratio, 7).

B. Situar en un lugar Central la Divina Misericordia:

– “Preparar al mundo para la última venida de Cristo.” (Diario 429)” – ” Es señal de los últimos tiempos.” (Diario 848) – “No Habra paz hasta que no se dirijan con confianza a Mi misericordia” (Diario, 300) – “atráeme a las almas de los herejes y de los cismáticos, y sumérgelas en el mar de mi Misericordia… desgarraron mi Cuerpo y mi Corazón, es decir, Mi Iglesia. Según regresan a la Iglesia, mis llagas cicatrizan y de este modo alivian mi Pasión.” (Diario, 1218a)

C. Confesión:

El papa Francisco envió 1,000 confesores alrededor de todo el mundo. Recibieron una licencia especial, para la duración del año del Jubileo, a fin de otorgar el perdón por pecados graves que usualmente sólo el papa o funcionarios de alto nivel de la Iglesia pueden perdonar.

Fuente: CNN Expansion

“Nunca me cansaré de insistir en que los confesores sean un verdadero signo de la “misericordia” del Padre… Cada confesor deberá acoger a los fieles como el padre en la parábola del hijo pródigo: un padre que corre al encuentro del hijo no obstante hubiese dilapidado sus bienes. Los confesores están llamados a abrazar ese hijo arrepentido que vuelve a casa y a manifestar la alegría por haberlo encontrado… No harán preguntas impertinentes, sino como el padre de la parábola interrumpirán el discurso preparado por el hijo pródigo, porque serán capaces de percibir en el corazón de cada penitente la “invocación de ayuda y la súplica de perdón” (n.17, “Misericordiae Vultus”)

D. Coronilla de la Divina Misericordia: Oración dictada a Faustina por “Jesus” para los separados de la iglesia.

“Jesús sumamente misericordioso, que eres la bondad misma, Tu no niegas la luz a quienes te la piden. Acoge en la morada de tu muy compasivo Corazón a las almas de los herejes y las almas de los cismáticos y llévalas con tu Luz a la unidad con la Iglesia: no las dejes alejarse de la morada de tu compasivísimo Corazón, sino que haz que también ellas glorifiquen la generosidad de tu Misericordia.”

“Padre eterno, mira con Misericordia a las almas de los herejes y de los cismáticos que han malgastado tus bendiciones y han abusado de tus gracias por persistir obstinadamente en sus errores. No mires sus errores, sino el amor de tu Hijo y su amarga Pasión que sufrió por ellos ya que también ellos están acogidos en el sumamente compasivo Corazón de Jesús. Haz que también ellos glorifiquen tu gran Misericordia por los siglos de los siglos. Amen” (Diario, 1219)

E. La Apostasía, el máximo pecado de la Iglesia Catolica

“Herejía, apostasía y cisma. Dice el Código de Derecho Canónico que «se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma; apostasía es el rechazo total de la fe cristiana; cisma, el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos»

Herejía y apostasía. Es, pues, apóstata aquel que abandona totalmente la fe cristiana después de haberla recibido en el bautismo. Todos los herejes son apóstatas. (De fide, disp. XVI, sec.V,3-6).

¿Lutero fue solamente hereje o también apóstata? Lutero destroza todas las convicciones fundamentales de la Iglesia: los dogmas, negando su posibilidad; la fe, devaluándola a mera opinión personal; las obras buenas, negando su necesidad; la Escritura, desvinculándola de Tradición y Magisterio; la vida religiosa profesada con votos, la ley moral objetiva, el culto a los santos y a la Virgen, el Episcopado apostólico, el sacerdocio y el sacrificio eucarístico, y todos los sacramentos, menos el bautismo…

Pero Lutero, ante todo, destroza la roca que sostiene todo el edificio de la Iglesia, ya que estando los cristianos «edificados sobre el fundamento de los apóstoles y de los profetas, siendo la piedra angular el mismo Cristo Jesús» (Ef 2:20), niega la fe en la divina autoridad apostólica del Papa y de los Obispos, sucesores de los apóstoles. No estamos, pues, solamente ante la herejía, o ante un conjunto innumerable de herejías; más propiamente parece que estamos ante la apostasía.

La Iglesia asigna a los apóstatas penas máximas, pero los recibe cuando regresan por la penitencia. Siempre la Iglesia vio con horror el máximo pecado de la apostasía, pero ya en esos mismos años, en los que se forma la disciplina eclesiástica de la penitencia, prevalece siempre el convencimiento de que la Iglesia puede y debe perdonar toda clase de pecados, también el de la apostasía (p. ej., Concilio de Cartago, 251). San Clemente de Alejandría (+215) asegura que «para todos los que se convierten a Dios de todo corazón están abiertas las puertas, y el Padre recibe con alegría cordial al hijo que hace verdadera penitencia» (Quis dives 39).

La Iglesia perdona al hijo apóstata que hace verdadera penitencia. Siendo la apostasía el mayor de los pecados, siempre la Iglesia evitó caer en un laxismo que redujera a mínimos la penitencia previa para la reconciliación del apóstata con Dios y con la Iglesia.”

Fuente: Foros de la virgen

  1. ¿Cómo Operaba la Inquisición?Todo el protocolo que se utiliza en el Jubileo de la Misericordia me hace recordar a la Edad Media.
    Repasemos la historia:

En 1232, el Papa Gregorio IX decidió poner fin a la “herejía“. Estableció un sistema de tribunales especiales religiosos llamados la Inquisición.

La Filosofía era: “La herejía no puede ser destruida a menos que los herejes sean destruidos y … sus defensores y [seguidores] sean destruidos, y esto se efectúa de dos formas: … se convierten a la verdadera fe católica o … serán quemados.”

El obispo local anunciaría un período de gracia de hasta un mes para que los herejes confesaran su culpabilidad y se retractaran.

Aquellos que se negaran a retractarse, lo que significaba renunciar a su herejía, eran quemados vivos o torturados… El único escape posible era retractarse lo más rápidamente posible y nombrar los nombres de otros herejes.

Mediante una Bula Papal (1231) “Excommunicamus”, Gregorio IX estableció formalmente el tribunal de la Inquisición haciéndole depender directamente del pontífice, nombrando a los dominicos como inquisidores y estableciendo que los herejes fueran castigados.

El cargo de inquisidor fue confiado casi exclusivamente a los franciscanos y a los dominicos, por estos estar bien preparados en teología y por su supuesto rechazo a las ambiciones mundanales.

El papa Gregorio IX fue uno de los mejores amigos de San Francisco de Asís. Tanto, que fue nombrado como el primer protector de la Orden Franciscana. Todos los frailes recurrían a él ante cualquier necesidad o problema. San Francisco le profetizó que sería Papa, aún cuando éste era Cardenal y Obispo de Ostia.

Gregorio IX Canonizó a San Francisco de Asís el 16 de julio de 1228.

Fuente: Wiki

**Curioso que Jorge Bergoglio eligió el nombre Francisco en honor a Francisco de Asís.

“Y téngase presente que Roma se jacta de no variar jamás. Los principios de Gregorio VII y de Inocencio III son aún los principios de la iglesia católica romana; y si sólo tuviese el poder, los pondría en vigor con tanta fuerza hoy como en siglos pasados.” CS54 638.1

“La iglesia papal no abandonará nunca su pretensión a la infalibilidad. Todo lo que ha hecho al perseguir a los que rechazaban sus dogmas lo da por santo y bueno; ¿y quién asegura que no volvería a las andadas siempre que se le presentase la oportunidad? Deróguense las medidas restrictivas impuestas en la actualidad por los gobiernos civiles y déjesele a Roma que recupere su antiguo poder y se verán resucitar en el acto su tiranía y sus persecuciones.” (CI, 48.2)

“La Iglesia Católica le pone actualmente al mundo una cara apacible, y presenta disculpas por sus horribles crueldades. Se ha puesto vestiduras como las de Cristo; pero en realidad no ha cambiado. Todos los principios formulados por el papismo en edades pasadas subsisten en nuestros días. Las doctrinas inventadas en los siglos más tenebrosos siguen profesándose aún. Nadie se engañe. El papado que los protestantes están ahora tan dispuestos a honrar, es el mismo que gobernaba al mundo en tiempos de la Reforma, cuando se levantaron hombres de Dios con peligro de sus vidas para denunciar la iniquidad de él. El romanismo sostiene las mismas orgullosas pretensiones con que supo dominar sobre reyes y príncipes y arrogarse las prerrogativas de Dios. Su espíritu no es hoy menos cruel ni despótico que cuando destruía la libertad humana y mataba a los santos del Altísimo.” CS 558.1

  1. “… celebrar el sacramento de la Reconciliación para los fieles, para que el tiempo de gracia donado en el Año jubilar permita a tantos hijos alejados encontrar el camino de regreso hacia la casa paterna. Los Pastores, especialmente durante el tiempo fuerte de Cuaresma, sean solícitos en el invitar a los fieles a acercarse “al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y alcanzar la gracia” (Hb 4,16).

“A todos, creyentes y lejanos, pueda llegar el bálsamo de la misericordia como signo del Reino de Dios que está ya presente en medio de nosotros.”

“La Iglesia Católica, al elevar por medio de este Concilio Ecuménico la antorcha de la verdad católica, quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente, llena de misericordia y de bondad para con los hijos separados de ella »

Francisco esta siguiendo al pie de la letra el llamado que supuestamente “Jesús” le reveló a Sor Faustina:

“Atráeme a las almas de los herejes y de los cismáticos, y sumérgelas en el mar de mi Misericordia, Durante mi amarga Pasión, desgarraron mi Cuerpo y mi Corazón, es decir, Mi Iglesia. Según regresan a la Iglesia, mis llagas cicatrizan y de este modo alivian mi Pasión.”(Diario, 1218a)

Dijo el papa Francisco:

“La división entre cristianos hieren a Cristo y nosotros divididos herimos a Cristo: la Iglesia, en efecto, es el cuerpo del cual Cristo es la cabeza. Sabemos bien cuánto deseaba Jesús que sus discípulos permanecieran unidos en su amor. “Padre santo, cuida en tu nombre a los que me diste, para que sean uno como nosotros” (Jn, 17,11).

“Queridos amigos, ¡entonces vamos hacia adelante hacia la unidad plena! La historia nos ha separado, pero estamos en camino hacia la reconciliación y la comunión. Y esto es verdad, ¡esto tenemos que defender! ¡Todos estamos en camino hacia la comunión! Y cuando la meta nos pueda parecer demasiado lejana, casi inalcanzable, y nos sintamos atrapados por el desaliento, nos anime la idea de que Dios no puede cerrar su oído a la voz de su propio Hijo Jesús y no cumplir con sus y nuestras oraciones, para que todos los cristianos sean verdaderamente una sola cosa.”

Fuente: ACI Prensa

«Con ser una y única la Iglesia fundada por Cristo Señor, son muchas, sin embargo, las Comuniones cristianas que se presentan a los hombres como la verdadera herencia de Jesucristo; ciertamente, todos se confiesan discípulos del Señor, pero sienten de modo distinto y marchan por caminos diferentes, como si Cristo mismo estuviera dividido». Y, por tanto, añade: «Esta división contradice clara y abiertamente la voluntad de Cristo, es un escándalo para el mundo y perjudica a la causa santísima de predicar el Evangelio a toda criatura».

Francisco expresó su gratitud por “los avances que el Señor nos ha permitido hacer, y sin ocultar las dificultades por las que hoy atraviesa el diálogo ecuménico, pidamos que todos seamos impregnados de los sentimientos de Cristo, para poder caminar hacia la unidad que él quiere».

Fuente: Radio Vaticana

A. Sanar la herida

La iglesia católica cree que la división entre las religiones hiere el cuerpo de Cristo… es decir, la Iglesia. Pero, si los hermanos separados se arrepienten y regresan a la Iglesia Madre, las llagas de Cristo cicatrizan. Que contraste con lo que dice la Biblia y el Espíritu de Profecía!

La herida mortal fue ocasionada durante la caída del papado en 1798.

Los reformadores como Martín Lutero protestaron contra esta supuesta autoridad de la Iglesia para perdonar pecados… provocaron una herida que luego se profundizo con la revolución francesa.

“Pasados los primeros triunfos de la Reforma, Roma reunió nuevas fuerzas con la esperanza de acabar con ella. Entonces fue cuando nació la orden de los jesuitas, que iba a ser el más cruel, el menos escrupuloso y el más formidable de todos los campeones del papado. “Ligados por votos de pobreza y de humildad perpetuas, estudiaban el arte de adueñarse de la riqueza y del poder para consagrarlos a la destrucción del protestantismo y al restablecimiento de la supremacía papal.” Conflicto de los Siglos, págs 249-250

La novedad de todo es que Francisco es el primer papa jesuita. Que un papa jesuita haya sido escogido, por primera vez en dos mil años, es de gran relevancia. Su intención ha sido unir a todas las religiones en un solo cuerpo y recuperar la Supremacía Papal…

“Dice el profeta, “su herida mortal fue sanada; y toda la tierra se maravilló, yendo en pos de la bestia”. Proseguirá su obra de engaño hasta el mismo fin del tiempo, y el revelador declara refiriéndose también al papado: “Todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida”. Apocalipsis 13:8. Tanto en el Viejo como en el Nuevo Mundo se le tributará homenaje al papado por medio del honor que se conferirá a la institución del domingo, la cual descansa únicamente sobre la autoridad de la iglesia romana.” CS 565.1

  1. “¿Por qué hoy un Jubileo de la Misericordia?”La Iglesia, en este momento de grandes cambios históricos, está llamada a ofrecer con mayor intensidad los signos de la presencia y de la cercanía de Dios. Éste no es un tiempo para estar distraídos”.

Faustina escribió de parte de “Jesús”: “Estoy prolongándoles el tiempo de la misericordia, pero ay de ellos si no reconocen este tiempo de Mi visita.” (Diario 1160) “Habla al mundo de mi misericordia, es señal de los últimos tiempos…( diario 848).

La iglesia Católica y el papa Francisco han expresado públicamente que reconocen las señales de los tiempos por eso su interes de evangelizar al mundo.

A. “Heraldos de la Segunda Venida: Nuestra Señora, la Divina Misericordia, y los Papas de la Era Mariana desde el Beato Pío IX a Benedicto XVI”, es un libro de Stephen Walford que narra como los mensajes de los más recientes Pontífices y los contenidos de importantes revelaciones privadas contienen un mensaje de alerta sobre la proximidad del fin de los tiempos. “Los papas han hablado de una forma profética sobre la cercanía de la segunda venida“, explicó Walford a Catholic News Service. “La llegada del Señor se aproxima y tenemos que prepararnos”. También asocia el contenido de los mensajes de Fátima a los signos de la segunda venida de Jesucristo, al igual que los llamados recibidos por Santa Faustina Kowalska para promover la devoción a la Divina Misericordia. Esta devoción, junto a la del Inmaculado Corazón de María, sería “de suprema importancia para la preparación de los católicos en estos tiempos“.

Fuente: Catholic News Service

** Este libro deja claro que el mensaje de la Divina Misericordia para los catolicos, tal como dice la revelación de Faustina, es señal de los últimos tiempos. Los papas desde Pío IX hasta Benedicto XVI predicaron este mensaje de la Misericordia con la esperanza de apresurar el retorno de “Cristo“, ya que se investiría a la Iglesia con toda la gloria del Reino. El libro llega hasta Benedicto XVI, pues fue publicado en el 2013. Sin embargo, ha sido el papa Francisco quien ha predicado este mensaje con mayor poder cual ningún otro papa lo ha hecho, a tal punto que convoco un Jubileo Extraordinario dedicado a la Misericordia, un “Año Santo”, que pretende situar en un lugar central el mensaje de la Divina Misericordia.

B. “¿Estamos esperando una conversión tardía ante lo inevitable? o ¿aún podemos hacer algo?“, pues el Papa Francisco está convencido de que éste es el momento de un cambio de ruta para evitar el apocalipsis del hombre que descubrió tarde las consecuencias del “degrado ambiental”.

Fuente: Ateleia

C. “María estuvo preparada desde siempre para ser Arca de la Alianza entre Dios y los hombres. Custodió en su corazón la divina misericordia en perfecta sintonía con su Hijo Jesús. Su canto de alabanza, en el umbral de la casa de Isabel, estuvo dedicado a la misericordia que se extiende “de generación en generación”. (Lc 1,50). También nosotros estábamos presentes en aquellas palabras proféticas de la Virgen María. Esto nos servirá de consolación y de apoyo mientras atravesaremos la Puerta Santa para experimentar los frutos de la misericordia divina.”

Fuente: ACI Prensa

** Habiamos aprendido en otros estudios como la interpretación Católica de la Profecía Magnificat afirma que por medio de la intervención “divina” de Maria, “Madre de la Misericordia”, se va a instaurar un nuevo sistema de justicia, que va a modificar las estructuras de este mundo… Un renacimiento político, social y espiritual: el Reino de Dios en la tierra. En esta misma profecía hay una terrible amenaza para los que no se sometan a este sistema.

El papa Francisco dijo: “Le rogamos que con su oración maternal nos ayude para que la Iglesia llegue a ser una casa para muchos, una madre para todos los pueblos, y haga posible el nacimiento de un mundo nuevo” (EG 288).

D. “Hay momentos en los que de un modo mucho más intenso estamos llamados a tener la mirada fija en la misericordia para poder ser también nosotros mismos signo eficaz del obrar del Padre. Es por esto que he anunciado un Jubileo Extraordinario de la Misericordia como tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes.”

(Francisco se basa en Mateo 24:14: “Y sera predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendra el fin). En el documento Evangeli Gaudium, Francisco habla sobre la necesidad de compartir la Buena Nueva a todas las periferias existenciales, una iglesia en salida, para que el Mundo crea)…

E. “cerrando la Puerta Santa… encomendaremos la vida de la Iglesia, la humanidad entera y el inmenso cosmos a la Señoría de Cristo, esperando que derrame su misericordia como el rocío de la mañana para una Fecunda historia, todavía por construir con el compromiso de todos en el próximo futuro… A todos, creyentes y lejanos, pueda llegar el bálsamo de la misericordia como signo del Reino de Dios que está ya presente en medio de nosotros.”

F. “La encíclica Laudato Si responde a los signos de los tiempos. Un tema del que habló Benedicto XVI antes de renunciar, en una audiencia pública el 28 de noviembre de 2012: «Al respecto debemos estar atentos para percibir los signos de los tiempos en nuestra época, o sea, para identificar las potencialidades, los deseos, los obstáculos que se encuentran en la cultura actual, en particular el deseo de autenticidad, el anhelo de trascendencia, la sensibilidad por la protección de la creación, y comunicar sin temor la respuesta que ofrece la fe en Dios”. Creo que el cuidado de la creación es un signo de nuestros tiempos.”

“Una vez la persona se reconcilia con Dios, puede ser él mismo y por ello, los individuos reconciliados pueden crear una sociedad armoniosa. Una sociedad reconciliada a su vez proyecta amor y respeto en lugar de destitución sobre la creación. La promesa de la reconciliación tiene lugar en la misericordia: un amor tierno que puede tomar el pecado, el mal, la ruptura y transformarlos en amor.”

Fuente: Pueblo Católico

Catecismo:

669 Como Señor, Cristo es también la cabeza de la Iglesia que es su Cuerpo (cf. Ef 1, 22). Elevado al cielo y glorificado, habiendo cumplido así su misión, permanece en la tierra en su Iglesia. La Redención es la fuente de la autoridad que Cristo, en virtud del Espíritu Santo, ejerce sobre la Iglesia (cf. Ef 4, 11-13). “La Iglesia, o el reino de Cristo presente ya en misterio”(LG 3), “constituye el germen y el comienzo de este Reino en la tierra” (LG 5).

670 Desde la Ascensión, el designio de Dios ha entrado en su consumación. Estamos ya en la “última hora” (1 Jn 2, 18; cf. 1 P 4, 7). “El final de la historia ha llegado ya a nosotros y la renovación del mundo está ya decidida de manera irrevocable e incluso de alguna manera real está ya por anticipado en este mundo. La Iglesia, en efecto, ya en la tierra, se caracteriza por una verdadera santidad, aunque todavía imperfecta” (LG 48). El Reino de Cristo manifiesta ya su presencia por los signos milagrosos (cf. Mc 16, 17-18) que acompañan a su anuncio por la Iglesia (cf. Mc 16, 20).

… esperando que todo le sea sometido

671 El Reino de Cristo, presente ya en su Iglesia, sin embargo, no está todavía acabado “con gran poder y gloria” (Lc 21, 27; cf. Mt 25, 31) con el advenimiento del Rey a la tierra. Este Reino aún es objeto de los ataques de los poderes del mal (cf. 2 Ts 2, 7), a pesar de que estos poderes hayan sido vencidos en su raíz por la Pascua de Cristo. Hasta que todo le haya sido sometido (cf. 1 Co 15, 28), y “mientras no […] haya nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia, la Iglesia peregrina lleva en sus sacramentos e instituciones, que pertenecen a este tiempo, la imagen de este mundo que pasa. Ella misma vive entre las criaturas que gimen en dolores de parto hasta ahora y que esperan la manifestación de los hijos de Dios” (LG 48). Por esta razón los cristianos piden, sobre todo en la Eucaristía (cf. 1 Co 11, 26), que se apresure el retorno de Cristo (cf. 2 P 3, 11-12) cuando suplican: “Ven, Señor Jesús” (Ap 22, 20; cf. 1 Co 16, 22; Ap 22, 17-20).

677 La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (cf. Ap 19, 1-9). El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia (cf. Ap 13, 8) en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal (cf. Ap 20, 7-10) que hará descender desde el cielo a su Esposa (cf. Ap 21, 2-4). El triunfo de Dios sobre la rebelión del mal tomará la forma de Juicio final (cf. Ap 20, 12) después de la última sacudida cósmica de este mundo que pasa (cf. 2 P 3, 12-13).

680 Cristo, el Señor, reina ya por la Iglesia, pero todavía no le están sometidas todas las cosas de este mundo. El triunfo del Reino de Cristo no tendrá lugar sin un último asalto de las fuerzas del mal.

681 El día del Juicio, al fin del mundo, Cristo vendrá en la gloria para llevar a cabo el triunfo definitivo del bien sobre el mal que, como el trigo y la cizaña, habrán crecido juntos en el curso de la historia.

682 Cristo glorioso, al venir al final de los tiempos a juzgar a vivos y muertos, revelará la disposición secreta de los corazones y retribuirá a cada hombre según sus obras y según su aceptación o su rechazo de la gracia.

Conclusión:

La iglesia católica cree que si la toda la humanidad se humilla ante Jesus, implorando su divina misericordia, Dios detendrá sus terribles juicios y restaurará el planeta tierra a su origen. Por ello, precisan superar las divisiones, unificar las desarmonías… Una vez logrado, la redención de Cristo reconducirá la creación a su estado de original y surgirá La Paz Mundial, el amor fraterno, un nuevo mundo, donde el propio cielo acontecerá en la tierra. Creen que Cristo reina en la Tierra por medio de Su Iglesia pero creen que reinara “con gran poder y gloria” cuando Cristo venga en su segunda venida.

“Un poder de abajo está actuando para poner en acción las grandes escenas finales del drama: la venida de Satanás como si fuera Cristo…”—Testimonies for the Church 8:27, 28. SC 64.1

“Hoy en el mundo religioso hay multitudes que creen estar trabajando para el establecimiento del reino de Cristo como dominio temporal y terrenal. Desean hacer de nuestro Señor el Rey de los reinos de este mundo, el gobernante de sus tribunales y campamentos, de sus asambleas legislativas, sus palacios y plazas. Esperan que reine por medio de promulgaciones legales, impuestas por autoridad humana. Como Cristo no está aquí en persona, ellos mismos quieren obrar en su lugar ejecutando las leyes de su reino. El establecimiento de un reino tal es lo que los judíos deseaban en los días de Cristo.” DTG 470.2

La Biblia predice un falso movimiento religioso en los últimos tiempos que se presentará como la única iglesia verdadera. Un poder religioso que fue “herido de muerte”, pero cuya “herida mortal fue sanada.” Todo el mundo se maravillará y seguirá este poder. No puedo asegurar si es este papa el que hará cumplir la profecia o vendrá otro, pero si se que la Biblia senala que la bestia tratará de buscar la unidad en todas las Iglesias del mundo y lograra que la mayoria de estas Iglesias beban el vino de su fornicacion. “Los que honrran a Dios seran acusados de atraer los castigos de Dios a la Tierra, y se los mirara como si fueran causa de las terribles convulsiones de la naturaleza y de las luchas entre los hombres que llenaran la tierra de afliccion”. CS54 672.2

¿Qué pasará cuando termine el Jubileo de la Misericordia? Que pasará cuando se cierre la “Puerta Santa”?… Acabara la “Medicina de la Misericordia” por parte de la Iglesia? No lo sabemos!

“No estamos ahora en condiciones de describir con exactitud las escenas que ocurrirán en nuestro mundo en el futuro, pero si sabemos que este es un tiempo cuando debemos velar y orar porque el gran dia del Señor esta cercano.” 2MS 40.

“Si el lector quiere saber cuáles son los medios que se emplearán en la contienda por venir, no tiene más que leer la descripción de los que Roma empleó con el mismo fin en siglos pasados. Si desea saber cómo los papistas unidos a los protestantes procederán con los que rechacen sus dogmas, considere el espíritu que Roma manifestó contra el sábado y sus defensores”. (Conflicto de los Siglos 56.2)

FUENTE: Ley Dominical