Como en el resto de Asia, la presencia de los jesuitas en Japón se remonta a la evangelización que Francisco Javier llevó a cabo en este continente en el siglo XVI.

Dentro de poco tiempo se estrenará mundialmente la nueva cinta del reconocido director de cine Martin Scorsese titulada "Silencio" (Silence).

Fuente: https://youtu.be/z8_LW3Q-4e0

Esta película está ambientada en el siglo XVII, y trata sobre dos sacerdotes jesuitas que enfrentan violencia y persecución cuando viajan a Japón para localizar a su mentor y para propagar el cristianismo (supuestamente).

La cinta está basada en una novela del mismo nombre escrita por Shusaku Endo (un católico japonés) en el año 1966, la cual está basada en hechos reales. Sin embargo, como veremos más adelante, esta novela y esta película tratan de mostrar a los jesuitas como mártires que únicamente estaban tratando de evangelizar Japón, lo cual es una manipulación de los hechos reales.

silence ando

El actor Liam Neesen es el protagonista principal de esta película y cabe mencionar que es la segunda vez que interpreta a un jesuita. La primera vez que hizo el rol de un jesuita fue en la película The Mission del año 1986. Lo interesante es que Neesen empezó su carrera de actor interpretando a Jesús y al Evangelista en la película religiosa El Progreso Del Peregrino en 1977, basada en la magnífica obra del escritor protestante Juan Bunyan. El Progreso Del Peregrino es considerada una de las obras más significativas de la literatura religiosa inglesa y ha sido traducida a más de 200 idiomas y nunca ha estado fuera de impresión. Qué lástima que Neesen haya empezado interpretando una historia protestante para terminar haciendo propaganda a los líderes de la contra-reforma - los jesuitas.

neesen

También cabe mencionar que el nombre de la novela y de la cinta vienen de una frase del libro:

"Yo rezo, pero estoy perdido. ¿Estoy orando al silencio?"

Irónico que un personaje que fue a evangelizar tenga tan poca fe en Dios, no les parece?

Fuente: IMDb

Fuente: Wikipedia

Shusaku Endo

endo

Shusaku Endo, el autor del libro en que se basa la película es católico y posiblemente jesuita.

Endo nació en Tokio en 1923, sus padres se marcharon poco después a vivir a la zona japonesa de Manchuria. Cuando se divorcian en 1933, Endō y su madre vuelven a Japón para vivir en la ciudad natal de la madre, Kōbe. Su madre se convirtió cuando él era pequeño, por lo que fue criado como católico. Endō fue bautizado en 1935 a la edad de 12 años, y le fue dado el nombre cristiano de Paul.

En 1956, Endo fue contratado como instructor en la universidad jesuita de Japón - Universidad de Sophia.

Fuente: Jesuits in Britain

Fuente: Wikipedia

Fuente: Sophia University

Shusaku Ando apoya el ecumenismo del Vaticano, y en Japón ha tratado de unir al budismo con el catolicismo.

"La Gran Fuente de la Vida, ¿cómo llamarla? ¿Lo llamamos el Cristo o el Buda? Esa es la cuestión central." Endo.

Fuente: The National Catholic Review

El tema de la novela de Endo ha sido criticada incluso por católicos. El escritor católico Daniel McInerny hizo una crítica a Silencio y dijo que tenía una "siniestra teología":

"Endo quiere explorar lo que yo llamaría la posibilidad siniestra de que la fe y el amor cristianos están internamente en conflicto, haciendo inevitable una falta de integridad, al menos en circunstancias extremas."

Fuente: The Catholic Thing

Martin Scorsese

martin scorsese

Scorsese describe el Silencio como la "novela más grande" de Endo, y dice que esta novela se ha vuelto cada vez más valiosa a lo largo de los años desde que él la leyó por primera vez.

"El silencio es la historia de un hombre que aprende tan dolorosamente que el amor de Dios es más misterioso de lo que él sabe, que deja mucho más a los caminos de los hombres de lo que nos damos cuenta, y que Él siempre está presente ... incluso en su silencio." Dice Scorsese.

La trama de Silencio trata sobre un jesuita interpretado por Neesen que va a Japón a "evangelizar", pero cuando los japoneses deciden sacar a los jesuitas del Japón, les obligan a renunciar a su fe o morir.

Entonces el autor cuestiona el "silencio" de Dios al permitir que sus "evangelizadores" sean perseguidos y torturados por los paganos. Sin embargo esta novela y esta cinta de Hollywood tiene un mensaje muy claro acerca de la LEY DOMINICAL.

Si analizamos el mensaje de Silencio, se trata de un cristiano que está siendo obligado a renunciar a su fe so pena de muerte. En la novela de Endo, el personaje cree escuchar al propio Jesús incitándole a que renuncie a su fe. Y cuando el personaje finalmente renuncia a su fe públicamente, entonces se escucha el canto de un gallo, haciendo un paralelo a lo que le aconteció al apóstol Pedro cuando negó a Jesús tres veces.

Este mensaje hace eco hacia un evento en lo futuro: cuando salga la ley dominical, los que quieran guardar el sábado del cuarto mandamiento serán puestos entre la espada y la pared en cuanto a su fe: apostatar de su fe o elegir la cárcel o hasta la muerte. La película y la novela mandan un mensaje que dice: Dios está en silencio en ese momento, no escucha tus oraciones, por lo tanto es mejor apostatar la fe y salvar la vida.

Sin embargo los verdaderos cristianos, a través de toda la historia, siempre han elegido la muerte antes de quebrantar un principio divino. Millones de protestantes dieron su vida cuando fueron perseguidos por los jesuitas y el resto de soldados del cuerno pequeño durante la Inquisición. Porque el verdadero cristiano no encuentra conflicto entre obedecer a Dios y sufrir a causa de obedecer a Dios. Daniel, Jacob, Juan el Bautista, y cientos de millares dan ejemplo de lo que es un verdadero mártir en la fe. Los jesuitas nunca entenderán este principio ni lo que significa ser un verdadero mártir.

En Julio del 2011, la revista Harper's Magazine publicó un artículo de Vince Passaro sobre Scorsese, en el que señaló que la fuerte educación católica italiana del director se encuentra en el corazón de las historias que cuenta en sus películas.

Martin Scorsese era un italiano devoto que desde muy joven consideró seriamente el sacerdocio, e incluso llegó a entrar en el seminario. Dice que luego se alejó de la fe y se ha casado cinco veces, pero recientemente dijo:

"Soy un católico caducado, pero yo soy católico, no hay manera de salir de ello".

Fuente: Jesuits in Britain

Hasta aquí todo suena normal. Pero además del catolicismo romano, qué otra influencia ha tenido Scorsese?

No es ningún secreto que el director satánico Kenneth Anger ha sido una de las más grandes influencias en Martin Scorsese.

Fuente: Huck Magazine

Fuente: The Guardian

Es interesante que en su famosa película “Pandillas de Nueva York” los malos de la película son los norte americanos protestantes, mientras que los héroes son los irlandeses católicos inmigrantes.

gangs of new york

Scorsese incluso escribió una introducción a la caja de las películas de Kenneth Anger, que fue lanzada por la compañía Fantoma hace unos años. Scorsese escribió:

"Fui cautivado por la película Scorpio Rising (de Kenneth Anger) cuando la vi por primera vez, y ha tenido un efecto poderoso en mí y mis propias películas a través de los años. La forma en que Anger utilizó la música en esa película, en tan perfecta armonía mágica con las imágenes, abrió mi pensamiento sobre el papel que la música podría desempeñar en las películas. Podría llegar a ser tan importante para los personajes y el mundo de la película como lo fue para todos nosotros en el momento."

Fuente: Underground Film Journal

Entonces valdría la pena averiguar quién era Kenneth Anger y de qué trata su película Scorpio Rising.

Kenneth Anger

kenneth anger

Kenneth Anger fue un director de películas norteamericano, también actor y autor.

Sus películas tratan mayormente con surrealismo, homo erotismo, y ocultismo.

Fue el primer director de cine abiertamente gay. Era fascinado con Aleister Crowley y con la religión de Thelema.

Su película más famosa es la de “El Levantamiento de Lucifer” (Lucifer Rising):

lucifer rising

Anger tenía una fascinación con al religión egipcia y la adoración al dios sol Ra (Nimrod / Lucifer), Isis (Semiramis), Osiris (Tammuz).

¿Y quién era este Aleister Crowley?

Aleister Crowley

crowley

Aleister Crowler, cuyo apodo era “La Gran Bestia 666,” fue un influyente ocultista, místico, alquimista, y mago ceremonial inglés (1875-1947), que fundó la filosofía religiosa de Thelema.

Crowley escribió El Libro de la ley, que es el libro sagrado de Thelema.

Thelema – es una filosofía de vida basada en la máxima "haz tu voluntad: será toda tu ley".

La palabra thelema viene del griego y significa ‘voluntad,’ que proviene del verbo griego que significa: querer, desear, propósito. Los escritos del cristianismo primitivo usan esta palabra griega para referirse a la voluntad de Jehová. Y la voluntad de Jehová es obedecer su Ley (Salmos 40:7-8; Mateo 7:21): “amar a Dios de todo corazón y amar al prójimo como a ti mismo” (Deuteronomio 6:4-5; Marcos 12:29-30; Levítico 19:18; Marcos 12:31) expresada en los Diez Mandamientos (Romanos 13:9; Éxodo 20:1-17).

El libro de Crowley además enseña varios rituales de “magia sexual.”

magia sexual

Crowley y su filosofía de Thelema ha servido como base filosófica para muchas órdenes y sociedades secretas.

Si uno investiga la influencia de Thelema en personajes famosos y respetados, se puede encontrar con nombres muy diversos y conocidos. Por ejemplo: Marx, Carl Jung, Jorge Luis Borges, Nietzsche, Schopenhauer, Freud, Bruce Lee, Gandhi, etc.

La influencia de thelema incluye hombres y mujeres fundadores de filosofías y movimientos tales como: el socialismo, las uniones laborales, comunismo, masonería, illuminati, yoga, astrología, ocultismo, Wicca, misticismo, ocultismo, espiritismo, shamanismo, arianismo, ateísmo, liberalismo, cientología, psicología, revolución francesa, materialismo, dualismo, evolución, zen, nazismo, ying yang, secularismo, Theosophy, los derechos de la mujer, y hasta panteísmo.

Thelema ha dejado su huella en políticos, escritores, músicos, doctores, científicos, actores, directores, etc.

jay z

Ahora que tenemos una perspectiva más clara sobre la mentalidad del director de esta película sobre jesuitas en Japón, vayamos a analizar los hechos reales.

Fuente: https://youtu.be/6PGm55Iiqws

Los Jesuitas en Japón

jesuitas japón

Es importante recalcar que el verdadero cristianismo llegó al continente asiático, a China y a Japón, miles de años antes que los jesuitas existieran.

China tenía millones de cristianos, a los que la iglesia católica se refería burlonamente como nestorianos o herejes. Marco Polo en sus viajes hace referencia histórica a los millones de cristianos que encontró en China.

Una inmensa multitud de cristianos chinos fue exterminada más tarde por los mongoles y los musulmanes. Los japoneses tenían su propia versión de la Armada Española cuando los mongoles intentaron invadir Japón.

Los primeros jesuitas que entraron en Japón alrededor de 1549 fueron Francisco Javier, Alessandro Valignano y Francisco Cabral y fueron calurosamente recibidos por el emperador japonés.

Los jesuitas se llamaban a sí mismos "cristianos" y decían que habían llegado a Japón a "predicar el cristianismo."

Aislados en su imperio de la isla, los japoneses no tenían ningún conocimiento de la historia del mundo y de qué intensiones traían verdaderamente este ejército de Loyola.

Al principio los jesuitas fueron recibidos calurosamente por el emperador japonés que estaba ansioso por conectarse con el mundo occidental. El emperador, Daimyo Nobunaga, les dio la bienvenida y les dio tierra en Kyoto:

"Daimyo Nobunaga, dictador militar del siglo XVI de Japón, dio la bienvenida a los misioneros jesuitas que vinieron con los comerciantes occidentales. Contrariamente a la creencia popular, cuando Japón entró en contacto por primera vez con Occidente, estaba ansiosa por el intercambio de ideas y mercancías comerciales. Nobunaga concedió a los católicos la libertad de propagar su religión, les donó tierras en Kioto y les prometió una asignación anual de dinero. Pronto se establecieron misiones en todo el país y los convertidos fueron hechos por miles." (Vietnam, Why Did We Go?, p. 146).

daimyo nobunaga

Los japoneses pronto descubrieron que los supuestos "misioneros cristianos" eran sólo las primeras tropas de un ejército conquistador destinado a subyugarlas y anexarlas al Imperio español y ponerlos bajo el yugo del sacro imperio romano:

"En 1596 un galeón español, el San Felipe, naufragó frente a la providencia de Tosa. Hideyoshi ordenó que el barco y sus bienes fueran confiscados. El enfurecido capitán español, deseoso de impresionar o intimidar a los funcionarios japoneses, se dio el capricho de contar cómo España había adquirido un gran imperio mundial. A modo de prueba, el capitán mostró a los funcionarios japoneses un mapa de todos los grandes dominios españoles. Sus asombrados oyentes preguntaron cómo había sido posible para una nación subyugar tantas tierras. El capitán español se jactó de que los japoneses nunca podrían imitar a España, simplemente porque no tenían misioneros católicos. Confirmó que todos los dominios españoles habían sido adquiridos enviando primero a misioneros para convertir a su pueblo, luego a las tropas españolas para coordinar la conquista final. Cuando se informó de esta conversación, la ira de Hideyoshi no tenía límites. Sus sospechas sobre el uso de los misioneros como un primer escalón para la conquista se confirmó. Reconoció este patrón de astuta conquista en el trabajo dentro de su propio imperio." (Vietnam, Why Did We Go?, pp. 151-152).

Daimyo Hideyoshi comenzó a poner severas restricciones a los "misioneros" jesuitas.

Su sucesor, Tokugawa Ieyasu, prohibió a todos los extranjeros del país, y selló herméticamente Japón hasta la llegada del Comodoro Perry en 1854.

Y es que los jesuitas han sido expulsados de casi todos los países del mundo.

El decreto de exclusión de 1639 prohibió a los jesuitas de entrar en Japón

Aquellos que se convirtieron al catolicismo fueron interrogados sobre su lealtad a Japón, y en 1597, Hideyoshi ordenó la crucifixión de nueve misioneros jesuitas y diecisiete conversos japoneses. Esto fue sólo el comienzo de la hostilidad hacia la influencia y la interacción europeas; Persecuciones, decapitaciones y secesiones forzadas casi acabarían con el catolicismo romano en las próximas décadas.

Los 3 puntos clave del Edicto de Exclusión de 1635 incluyeron:

  • Los japoneses debían mantenerse dentro de los propios límites de Japón. Se establecieron reglas estrictas para evitar que abandonaran el país, y si se hiciera tal intento, se enfrentarían a pena de muerte. Los europeos que entraron ilegalmente en Japón también se enfrentarían a la pena de muerte.
  • El catolicismo estaba estrictamente prohibido. Aquellos que practicaban la fe cristiana estaban sujetos a investigación, y cualquier persona asociada con el catolicismo sería castigada. Para fomentar la búsqueda de los que todavía seguían el cristianismo, se daban recompensas a los que estaban dispuestos a entregarlos. La prevención de la actividad misionera también fue subrayada por el edicto; Ningún misionero podía entrar, y si lo aprehendía el gobierno, se enfrentaría a duras penas.
  • Las restricciones al comercio y las limitaciones de los bienes se establecieron para limitar los puertos abiertos al comercio y los comerciantes a los que se permitiría participar en el comercio. Las relaciones con los portugueses fueron cortadas enteramente; Los comerciantes chinos y los de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales estaban restringidos a enclaves en Nagasaki. El comercio también se llevó a cabo con China a través del reino semi-independiente de los Ryukyus, con Corea a través del dominio Tsushima y con el pueblo Ainu a través del dominio Matsumae.

Los cañones navales obligaron a los japoneses solitarios a abrirse al mundo exterior en 1853.

El comodoro Matthew Perry obligó a Japón a abrir en 1853

En 1852, Perry se embarcó de Norfolk, Virginia, con destino a Japón, al mando de un escuadrón de 4 naves: Mississippi, Plymouth, Saratoga y Susquehanna. Desembarcó el 18 de julio de 1853 y fue recibido por representantes del shogunato Tokugawa que le dijo que procediera a Nagasaki, donde había comercio limitado con los Países Bajos y que era el único puerto japonés abierto a los extranjeros en ese momento.

perry naval

Su esposa, Jane Slidell, era hermana del infame rebelde John Slidell, quien estuvo involucrado en el Trent Affair que casi comenzó una guerra con Gran Bretaña.

El 31 de marzo de 1854, se firmó un tratado entre los Estados Unidos y Japón titulado La Convención de Kanagawa.

Los sucesos que siguieron a la invasión del Comodoro Perry fueron catastróficos para la soberanía del antiguo Japón. La corona británica bajo el control jesuita y apóstata de la reina Victoria fue utilizada en el intento de sumisión del emperador Komei. En 1863, el Emperador emitió su "Orden para expulsar a los bárbaros", pero en vano: el shogún se negó a hacer cumplir la orden, el protector del emperador ahora estaba en manos de los jesuitas.

En 1865 los Hijos de Loyola fueron formalmente readmitidos bajo la fuerte objeción del Emperador Komei, puesla Orden tenía muchos amigos entre los señores japoneses llamados "Daimyo". Por esta resistencia implacable, el Emperador fue envenenado en enero de 1867 con viruela, en la edad viril de 36 años. En tres días el príncipe Meiji ascendió al trono a sus 14 años.

En el año siguiente, el gran protector del emperador se convirtió en traidor a Roma, el jesuita Temporal Coadjutor Shogun Yoshinobu fue forzado "a dimitir, poniendo así fin al Shogunato Tokugawa (1603-1868) - el que alguna vez fuera el principal enemigo de la Compañía de Jesús en el Lejano Oriente. De hecho, ese mismo año "La restauración de Meiji" ocurrió, el hijo adolescente de Komei, Meiji, con sólo 14 años de edad, comenzó su reinado formal bajo la supervisión de los agentes japoneses que servían al general jesuita.

"La Restauración de Meiji" comenzó el Imperio Imperial Japonés de la Orden (1868-1945). Los jesuitas entonces centralizaron todo el poder político en Tokio para que fuera supervisado por la Universidad jesuita de Sophia establecida posteriormente en 1913 con la bendición del emperador Meiji. (¡Los jesuitas harían lo mismo en su nuevo Imperio Americano, centralizando todo el poder en Washington, DC, 1871, esta "Roma en el Potomac" dirigida por la Universidad jesuita de Georgetown!). En 1877 la última resistencia samurai al "Nuevo Orden "Dentro del Imperial Japón fue aniquilado gracias a las ametralladoras americanas dadas al nuevo ejército japonés de Meiji. (En este mismo año, el General Philip Sheridan del Ejército Católico Romano, que construyó el "Nuevo Orden" del Imperio Negro en la América Imperial "de mar a mar brillante", derrotó a los indios sioux y cheyenne durante la Gran Guerra sioux) The Last Samurai "ilustra el evento, el Caballero de Malta Tom Cruise teniendo el papel principal.

Con el tiempo, el nieto de Meiji ascendió al trono en Japón. El emperador fascista Hirohito sería utilizado por la Orden de los Jesuitas en el uso del ejército imperial japonés de Roma para llevar a cabo una guerra en el Lejano Oriente, cuyo objetivo principal era destruir totalmente la Reforma Protestante y la lectura de la Biblia Protestante entre los pueblos chino, coreano y filipino. Así es como entendemos la "Violación de Nanking" del Ejército Japonés; así es como entendemos que el jesuita Temporal Coadjutor del Ejército estadounidense, el general Douglas MacArthur, abandonó Filipinas, resultando en la "Marcha de la Muerte de Bataan" sacrificando decenas de miles de blancos anglosajones americanos Protestantes y Bautistas del Viejo Protestante del Sur, ¡no importa cuántos católicos romanos murieran! "Mátalos a todos; Que Dios los ordene después" es una vieja máxima jesuítica de la guerra.

Japón se convirtió en una región estratégicamente importante después de la pérdida de los Estados Papales en 1870

Después de la pérdida de los Estados Papales en 1870, Japón se convirtió estratégicamente importante para el Vaticano debido a su proximidad a Rusia.

Después de 1870, Japón comenzó un programa importante de armamentos con su marina de guerra modelada después de la marina de guerra real.

También estudiaron el sistema militar prusiano pues estaban impresionados con su rápida victoria sobre los franceses en 1870.

En 1894, comenzaron la conquista de Corea y trataron de acabar con la influencia china en ese país.

Rusia fue uno de los primeros países en reconocer el nuevo reino unido de Italia con Roma como su sede. Rusia era también el país más poderoso de Europa y su conquista era la clave para recuperar los estados perdidos.

La guerra russo-japonesa de 1905

Los rusos estaban en constante búsqueda de un puerto en el Océano Pacífico, tanto para su marina como para el comercio marítimo. El recientemente establecido puerto marítimo del Pacífico de Vladivostok fue el único puerto ruso activo que estuvo razonablemente operativo durante la temporada de verano; Pero Port Arthur estaría operativo todo el año. Las negociaciones fallidas entre el gobierno del zar y Japón desembocaron en la Primera Guerra Sino-Japonesa y 1903. Los japoneses eligieron la guerra para mantener el dominio exclusivo en Corea.

La guerra ruso-japonesa fue un desastre para Rusia y casi llevó al derrocamiento del zar Nicolás II.

Esta desastrosa guerra contra Japón fue jesuiticamente orquestada para destruir a la Iglesia Ortodoxa y reemplazarla por el marxismo-leninismo jesuita.

El Pacto Tripartito

En septiembre de 1940, Alemania nazi, Italia y Japón entraron en una alianza militar llamada el Pacto Tripartito, que fundó oficialmente las Potencias del Eje de la Segunda Guerra Mundial que se opusieron a las Potencias Aliadas.

Karl Marx -el padre jesuita padre del comunismo- fue periodista británico del New York Herald Tribune durante la Guerra Civil de los Estados Unidos. "Periodista" y "actor", siempre fueron la coartada favorita de los espías británicos.

El bombardeo de Pearl Harbor

Como signatario del Pacto Tripartito, Japón debía atacar a la Unión Soviética en el Este, mientras Alemania atacaba en Occidente. Esto no ocurrió sin embargo porque Japón tuvo un desagradable encuentro con las fuerzas rusas en 1939 en la Batalla de Khalkhyn Gol.

En mayo de 1939, el ejército japonés Kwantung fue atacado y casi aniquilado por el general ruso Georgy Zhukov. Fue el verdadero comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Este encuentro con el ejército ruso hizo que los japoneses pensaran dos veces en atacar a Rusia, por lo que atacaron el sudeste asiático.

La Segunda Guerra Mundial vino justo en el momento adecuado para Roosevelt, ya que le permitió permanecer como presidente de los EEUU durante 12 años, y nombrar a 8 jueces de la Corte Suprema. Algo sin precedentes.

pearl harbor

En lugar de atacar a Rusia como estaba previsto y acordado en el Pacto Tripartito, los japoneses lanzaron un ataque contra el Sudeste Asiático. El 7 de diciembre de 1941, lanzaron un ataque "sorpresa" a Pearl Harbor, que no fue una sorpresa, porque el código japonés ya estaba descubierto.

El bombardeo atómico de Hiroshima y el "milagro" jesuita

El 6 de agosto de 1945, un bombardero B-29 arrojó una bomba atómica sobre Hiroshima, Japón. Más de 150.000 personas murieron. Todo dentro de un radio de una milla fue destruido por completo. Eso es casi todo.

A menos de un kilómetro de la zona cero había una casa de dos plantas anexa a una iglesia. La casa permaneció intacta. La iglesia permaneció, excepto por el techo que fue derribado. Dentro de la casa había ocho sacerdotes jesuitas. Excepto por algunos pequeños cortes y magulladuras, estos ocho sacerdotes no fueron heridos.

Nunca se ha explicado cómo estos ocho jesuitas sobrevivieron una explosión atómica. Cómo el hogar permaneció intacto es también un misterio. Algunos de los científicos más grandes del mundo han investigado, y ninguno ha intentado incluso una teoría sobre esta supervivencia notable. Sin embargo, han proporcionado al mundo documentación que demuestra sin lugar a dudas que estos edificios deberían haber sido destruidos y que los jesuitas, no sólo muertos, sino aniquilados.

pedro arrive

Uno de estos sacerdotes jesuitas era Pedro Arrupe, quien vivía en Nagatsuka a unos 3 kilómetros del punto cero. Sobrevivió al bombardeo y luego llevó a uno de los primeros equipos de rescate a la ciudad.

Pedro Arrupe llegaría a ser posteriormente el papa negro - el general de la orden de los jesuitas.

Como general de los jesuitas, fue responsable del tiroteo del papa Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.

"A las 8:15 esa mañana de agosto, cada ventana en la residencia de Arrupe en Nagatsuka fue destrozada por una onda de choque rugiente, y el cielo se llenó con una luz que más tarde describió como "abrumadora y funesta". Cuando él y su comunidad de jesuitas se aventuraron a salir unos treinta minutos más tarde, una tormenta de fuego conducida por un viento abrasador de 40 mph había envuelto a Hiroshima. Cuando envió a su primer equipo de rescate a los suburbios -el primero fue su equipo médico, aunque rudimentario-, empezó a caer una lluvia barrosa, pegajosa y radiactiva, convirtiendo el calor del aire en un escalofrío misterioso." (Martin, The Jesuits, p. 350).

Los japoneses estaban más que ansiosos de rendirse una vez que los soviéticos entraron en la guerra. Por esto la mayoría de los principales generales estadounidenses (incluyendo al presidente Eisenhower) dijeron que el bombardeo era innecesario. La bomba atómica tuvo un gran efecto propagandístico para los jesuitas, ya que el presidente Bautista Truman fue culpado por el bombardeo.

Arrupe culpó a los "impíos" Estados Unidos (ellos llaman impíos a cualquier sujeto o nación no sometida al papado) por el bombardeo:

"A partir de ese momento, Hiroshima se convirtió en algo nuevo para Pedro Arrupe. Se convirtió en un ejemplo sangriento de lo que una sociedad "atea" podría causar; Se convirtió en un cuadro viviente, grabado en el dolor y el sufrimiento, de lo que la corrupción occidental podría lograr; Se convirtió en un comentario patético sobre el malentendido occidental de la mente japonesa que era tan completamente ajeno a ella."(Martin, The Jesuits, p. 350).

Arrupe y sus jesuitas se convirtieron en HÉROES y CELEBRIDADES en Japón:

"En un curioso giro del destino, su servicio en la ciudad donde había sido enviado para encontrar una mayor oscuridad le trajo su primer sabor del centro de atención mundano. Él y su Orden Religiosa recibieron gracias públicas de los japoneses. Sin lugar a dudas, sus esfuerzos para ayudar a los damnificados fueron decisivos para el éxito de la postguerra de los jesuitas en Japón. Durante los veinte años que Pedro Arrupe pasó en Japón después de 1945, durante su carrera como Viceprovincial de todos los jesuitas en el Japón de la posguerra, seguía siendo una especie de celebridad. Y seguía manteniendo el mismo ritmo de trabajo, administrando la Provincia, recaudando fondos, predicando, viajando."(Martin, The Jesuits, p. 352).

Es por este hecho que muchas teorías surgen en cuanto que ocurrió realmente en Hiroshima y Nagasaki. Realmente fue una bomba atómica? O fue otro tipo de bomba para la cual los jesuitas estaban preparados para sobrevivir y así hacer creer a los japoneses en un "milagro" de la virgen María? Lo cierto es que los jesuitas salieron muy aventajados de la bomba atómica en Japón.

Desde entonces, hoy por hoy los jesuitas se encuentran repartidos entre las mejores Universidades de Japón e infiltrados en todos los ámbitos de la sociedad nipona.

Fuente: Reformation

Fuente: ABC

Fuente: National Catholic Reporter

Fuente: Vatican Assassins